Skip to content Skip to footer

Storytelling en el marketing digital

El storytelling existe desde tiempos inmemoriales como medio para transmitir mensajes, valores o evocar emociones.

Storytelling es el arte de contar una historia. La habilidad de narrar historias, junto con el arte que la acompaña, es una de las más ancestrales. Consiste en establecer conexiones emocionales a través de relatos, permitiendo que estos lleguen y conmuevan tanto el corazón como la mente, el cuerpo y el espíritu; integrando lo racional con lo instintivo.

La relevancia del storytelling en las estrategias de marketing digital ha experimentado un notable aumento en los últimos años, ya que implica la creación de relatos bien estructurados y creativos, cuyo fin último es persuadir a consumidores y generar una empatía con la marca.

La comprensión de la importancia del storytelling en una estrategia de marketing de contenidos resulta esencial, ya que el contenido impactante y relevante puede mejorar significativamente la participación y la lealtad del cliente.

¿Qué es el storytelling? ¿Por qué es importante en el marketing digital?

En marketing es una técnica que consiste en conectar con los usuarios con el mensaje que estás transmitiendo, ya sea a viva voz, por escrito, o a través de una historia con su personaje y su trama. De esta manera consiguen apelar a las emociones de un público objetivo y crear, de esta manera, una experiencia inolvidable.

Las razones por las que el storytelling es importante son:

  • Conexión emocional: Las historias tiene el poder de evocar emociones y generar empatía. Si logras involucrar emociones en una historia con la que un público se pueda sentir identificado, habrás hecho un gran trabajo. A través del storytelling, lograrás tocar las fibras de la audiencia y despertarás sentimientos que generarán más cercanía con tu contenido.
  • Diferencia tu marca: El mercado cada vez se encuentra más saturado, por lo que destacar se hace cada vez más difícil (por no decir imposible). Contar historias genuinas y singulares puede logar que tu marca destaque sobre la multitud. El storytelling te permite comunicar tus valores, propósito y personalidad de una manera memorable y distintiva.
  •  Ayuda a mejorar la visibilidad: Vinculado al punto anterior y al tema de saturación de marcas, es necesario favorecer a que el usuario retenga la información. De esta manera, es más probable que un usuario recuerde un contenido, por haber influido en sus emociones, a otro que fue contenido, simplemente, informativo. Al contar historias, puedes aumentar la retención de información y lograr que tu mensaje perdure en la mente de tu audiencia.
  • Simplifica la comunicación: Las historias simplifican la comunicación de información compleja. Al utilizar narrativas, puedes transmitir mensajes y conceptos difíciles de una manera más accesible y comprensible para la audiencia.
  • Atrae la atención y captura el interés: Las historias son inherentemente atractivas y atraen la atención de las personas. Al utilizar el storytelling en tu estrategia de marketing digital, puedes capturar el interés de la audiencia y mantenerlos comprometidos con tu mensaje.

¿Cómo crear un storytelling efectivo?

Para lograr un storytelling efectivo hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Define la audiencia: Es la parte fundamental. Como en toda estrategia de marketing es necesario conocer, en un primer lugar, a quien nos vamos a dirigir. Definir y conocer a nuestro público nos permitirá desarrollar historias que les puedan generar un mayor interés.
  • Define los objetivos: Otro aspecto clave que hay que tener en cuenta, antes de generar el hilo argumental, es conocer que objetivo se tiene y que efectos se busca generar en el cliente.
  • Construir un hilo argumental: Una vez realizado los dos puntos anteriores, audiencia y objetivos claros, ya se puede desarrollar el hilo argumental que de respuesta a los objetivos.
  • Mensaje claro y que se pueda recordar: Mensajes que sean claros y concisos. La idea es que el consumidor lo recuerde.
  • No olvides la imagen: Una imagen vale más que mil palabras. La gente recuerda mucho mejor las imágenes antes que las palabras.